Me postulé como candidato para el Senado de los Estados Unidos porque Washington no está funcionando y arizonenses merecen liderazgo independiente, enfocado en resolver los problemas que enfrentamos.

Mientras viajo por Arizona con mi esposa Gabby Giffords, muchos de ustedes nos vienen a saludar. Y nos cuentan sus ideas e inquietudes. Lo que más me ha impresionado es que todos nosotros, sin importar nuestro partido político o de dónde venimos, estamos preocupados por las mismas cosas: poder cubrir los costos médicos de nuestras familias, poder darle a nuestros hijos la educación y las oportunidades que merecen, si los sueldos laborales seguirán el ritmo de los costos crecientes, y si los programas de Seguro Social y Medicare a los que hemos contribuido estarán allí cuando nos jubilemos.

Los políticos en Washington no están abordando estos problemas de una manera que ayude a la gente trabajadora de Arizona. El partidismo no deja que encuentren soluciones, y la influencia que tiene el dinero sobre nuestro sistema político impide que los políticos rindan cuentas a la gente que se supone que deben de representar.

Yo nunca me imaginé estar aquí. Gabby siempre fue el miembro del Congreso en la familia, y la persona que me enseñó todo lo que sé sobre cómo usar la política para mejorar la vida de las personas. Yo tengo experiencia muy diferente en comparación con la mayoría de los políticos que actualmente se encuentran en Washington. Veo los desafíos que enfrentamos como estado y como país, y sé que puedo utilizar mis experiencias para hacer una diferencia en las vidas de la gente de Arizona.

Durante mis 25 años en la Marina y en la NASA, aprendí a resolver problemas difíciles, y también aprendí a liderar a personas con experiencias y opiniones diferentes para ser parte de una misión más grande. A diferencia del gobierno federal, la Estación Espacial Internacional no puede detener sus operaciones solo porque las personas que trabajan ahí no se llevan bien. Y cuando estás orbitando el planeta a 25 veces la velocidad del sonido, y circunstancias inesperadas suceden, tienes que trabajar como equipo para resolver los problemas sin descartar ideas basadas en la política de la persona quien las ofrece.

Ese tipo de perspectiva te enseña a enfrentar los problemas, no a ignorarlos como sucede frecuentemente en Washington D.C. Nunca he visto las cosas a través de una perspectiva partidista, y creo que Arizona necesita una voz independiente que nos represente en el Senado.

Por eso, siempre pondré lo que es correcto para Arizona y el país por delante de cualquier partido político. Por esta razón, mi campaña no está aceptando contribuciones monetarias de los comités de acción política de corporaciones: así podran asegurarse que solo soy responsable de rendirle cuentas a ustedes.

Postularme como candidato para el Senado ha sido lo más intimidante que he hecho desde que caminé hacia el transbordador espacial por primera vez. Ahora que sabes porque estoy haciendo esto, espero poder contar con tu apoyo. Si ya cuento con tu apoyo, te pido que contribuyas lo que puedas, que des tu tiempo como voluntario cuando sea posible y que te unas a esta Misión para Arizona. Como toda misión en la que he participado, no puedo hacerlo solo.

 

 

 


Asuntos importantes

Economía y empleos

Economía y empleos

Mark cree que una economía fuerte se construye desde cero, dando a cada arizonense la oportunidad de tener éxito y lograr su sueño estadounidense.

Cuidado de salud

Cuidado de salud

Mark cree que la atención médica es un derecho.

Veteranos

Veteranos

Mark no descansará hasta que nuestros veteranos distruten lo que se han ganado.

PARA ARIZONA Y EL PAÍS

La misión es lo primero.