Desde su madre, una de las primeras mujeres que se hizo policía en West Orange New Jersey, a su esposa, la ex congresista Gabby Giffords, a sus dos hijas, Claudia y Claire, Mark Kelly está rodeado con mujeres fuertes quienes han luchado por la igualdad y la oportunidad. Mark apoya las políticas que empoderan a las mujeres que logran grandes metas, que las ayudan a planear y apoyar a sus familias mientras prosperan en el lugar de trabajo, y les dan la oportunidad de luchar por sí mismas, en el lugar de trabajo y más allá.

Mark apoya el derecho de cada mujer a elegir cómo y cuándo comenzar su familia. Rechazará los esfuerzos para hacer el acceso más difícil a servicios de atención médica para las mujeres, ya sea de la salud reproductiva o programas críticos como CHIP y WIC, que ayudan a las mujeres y los niños a mantener su salud. Y como cónyuge que tuvo que equilibrar el trabajo y cuidar a un miembro familiar herido después de que le dispararon a su esposa Gabby, Mark sabe que todos en este país merecen una ley de baja familiar remunerada, y eso no significa decirle a la gente que pida prestado de su propios ahorros para luego trabajar más y más.

Mark sabe que si eliminamos los obstáculos para el éxito de las mujeres, nuestra economía beneficiará. La disparidad de sueldos es un problema de justicia y de familia, y es más probable que las mujeres de color estén sujetas a discriminación salarial. La mayoría de las familias dependen de dos ingresos, y Mark se compromete a eliminar la disparidad de sueldos entre hombres y mujeres y hacer más para garantizar que las mujeres reciban tratamiento justo y que reciban un salario digno.

Next Issue

Educación

PARA ARIZONA Y EL PAÍS

La misión es lo primero.