Desde su madre, una de las primeras mujeres en convertirse en policía en West Orange, New Jersey, a su esposa, la ex congresista Gabby Giffords, a sus dos hijas, Claudia y Claire, Mark Kelly está rodeado por mujeres fuertes quienes han luchado por la igualdad. Mark apoya las políticas que empoderan a las mujeres para que puedan lograr grandes metas, que las ayudan a planear y apoyar a sus familias mientras prosperan en el lugar de trabajo, y les dan la oportunidad de luchar por sí mismas.

Mark apoya el derecho de cada mujer a elegir cómo y cuándo comenzar su familia. Rechazará los esfuerzos para hacer más difícil el acceso a servicios de atención médica para las mujeres, ya sea de la salud reproductiva o programas críticos como CHIP y WIC, que ayudan a las mujeres y a los niños a mantener su salud. Y como cónyuge que tuvo que equilibrar el trabajo y cuidar a un miembro familiar herido después de que le dispararon a su esposa Gabby, Mark sabe que todos en este país merecen poder tomar una ausencia familiar pagada.

Mark sabe que si eliminamos los obstáculos que enfrentan las mujeres al buscar éxito, nuestra economía se beneficiará. La disparidad de sueldos es un problema de justicia y familiar, y es más probable que las mujeres de color estén sujetas a discriminación salarial. La mayoría de las familias dependen de dos ingresos, y Mark se compromete a eliminar la disparidad de sueldos entre hombres y mujeres y hacer más para garantizar que las mujeres sean tratadas de manera justa y que reciban un salario digno.

Próximo asunto

Seguridad de armas de fuego

PARA ARIZONA Y EL PAÍS

La misión es lo primero.