Como piloto de la Marina, Mark juró defender a los Estados Unidos. Mark se convirtió en piloto aviador naval durante la Administración del presidente Ronald Reagan. Asimismo, Mark sirvió en la Marina de los Estados Unidos bajo el mando de los siguientes presidentes, tanto republicanos como demócratas. Mark entró en combate durante la Operación Tormenta del Desierto por ordenes del entonces presidente George H.W. Bush.

Mark trabajará de manera bipartidista para garantizar que nuestras fuerzas armadas sean poderosas y nuestro país esté a salvo. Considerando tanto las bases de la Fuerza Aérea Luke y Davis-Monthan, como las bases en Yuma y Fort Huachuca, Arizona desempeña un papel fundamental en la estrategia de seguridad nacional de los Estados Unidos y los fondos federales para gasto militar desempeñan un papel fundamental en la economía de Arizona. Mark se compromete a proteger todas las bases militares en Arizona y su lugar en la estrategia de seguridad nacional de los Estados Unidos.

Mark voló 39 misiones de combate y entiende la importancia de un ejército fuerte, pero cree ante todo en el valor de la diplomacia. Él trabajará con nuestros aliados y socios para enfrentar amenazas comunes. Mark se asegurará que los Estados Unidos sigan siendo un líder mundial y que nuestros aliados sepan que pueden confiar en nosotros. Mark se compromete a reconstruir nuestras alianzas estratégicas y restaurar el liderazgo estadounidense en el mundo.

Next Issue

Seguridad de Armas

PARA ARIZONA Y EL PAÍS

La misión es lo primero.